Hablemos de discos duros: ¿Cómo elegir el mejor?

En una era en la que la computación sigue manteniendo un gran papel en el trabajo diario de las personas, ya sea para cuestiones de diseño, edición, incluso al momento de redactar un texto (como el que ahora estás leyendo en este artículo), puedes llegar a necesitar un buen dispositivo de almacenamiento interno, pero, ¿solo funciona para almacenar información? ¿Qué es un disco duro mecánico? ¿Qué es uno en estado sólido? ¿Para qué sirven?

 

Actualmente, existen diferentes tipos de discos duros, aquí te explicamos qué y cómo funciona cada uno:

 

Disco duro mecánico

Este dispositivo posee discos o platos magnéticos que giran gracias a un motor que poseen, mientras un lector se encarga de leer o escribir información, estos tienen diferentes revoluciones por minuto, algunos de los más poderosos o “rápidos” pueden tener velocidades de 7200 rpm, aunque también puedes encontrar algunos con 5400 rpm. Una de sus principales desventajas, es que si este sufre un golpe o caída, puede dañarse y tu información se podría perder.

 

Disco duro en estado sólido

 

Si buscas una de las mejores opciones de almacenamiento, un disco en estado sólido es una de tus mejores opciones, este funciona como un bloque en conjunto, el cual está dividido en espacios, cada uno con una capacidad que puede variar, además de que estos se apilan para ocupar menos espacio, pero con una mayor capacidad de comunicación entre ellos, en palabras de Alexandro Alfaro, Director de Marketing para Western Digital “es como una usb gigante, con mayores velocidades de escritura y lectura.

 

En este sentido, una de las mejores opciones, sin duda puede ser elegir un disco duro SSD, el cual te permitirá una mayor velocidad de escritura y lectura de datos, por lo que tendrás una excelente calidad de arranque de sistema, incluso, en el inicio de aplicaciones instalados en este mismo.

 

Si la respuesta es obvia, ¿se debe pensar en algo más?

 

Uno de los principales problemas al momento de elegir un disco duro, es el precio del mismo, ya que un SSD puede llegar a ser 50 o hasta 100% más caro que uno mecánico, por lo que al final, el usuario termina adquiriendo un dispositivo con una velocidad mucho menor.

 

Una de las principales recomendaciones que hacen los principales productores de estos discos duros, es que el usuario compre uno en estado sólido, ya que su resistencia, aguante y velocidad son superior, “bien puede ser un gasto mucho mayor, pero también el beneficio lo es, es por eso que debes centrarte en adquirir algún producto que llene tu necesidad de tener algo mucho mejor” comenta Alexandro Alfaro.

 

En promedio, los discos duros SSD, tienen un precio estimado de 300 hasta 8000 mil pesos, todo depende de la marca y capacidad que busques, mientras que los mecánicos tienen precios estimados de entre 200 y 2 mil pesos, con capacidades de 128 y hasta 2TB, podría sonar a una opción bastante atractiva.

 

En una de nuestras notas pasadas, te mostramos la potencia y poder que un disco duro puede darle a tu computadora, con el SSD de HyperX, este le permitió a nuestra PC inicios rápidos de hasta 15 segundos, así como iniciar videojuegos en un 50% más rápido que con uno mecánico, la diferencia es abismal.

 

Si lo que buscas es tener un excelente disco duro, tal vez para ir conociendo de lo que puede beneficiarte esta, es probando con Kingston o Western Digital, estos últimos, poseen diferentes versiones, desde su entrada básica con el SSD Green, con velocidades de 300 hasta 500 MB por segundo, hasta el más reciente, WB Black, que tiene velocidades de entre 3 mil hasta  3 mil 470, todo dependerá de tu disposición económica.

 

¿Qué te recomendamos nosotros?

 

Una de las configuraciones ideales que puedes tener y que es mucho más económico que comprar un SSD de 1 o 2 TB, es tener dos discos duros, uno mecánico y otro más en estado sólido, dentro del SSD puedes instalar todo el sistema operativo y programas adicionales que utilizarás comúnmente, para que todo inicie desde el SSD y puedas tener una velocidad de ejecución impresionante.

 

Por otro lado, el mecánico puedes instalarlo como unidad de almacenamiento para información o tus contenidos, archivos, música, etc, de esta manera podrás comprar un SSD de 240 o 500GB y un mecánico de 1TB, que combinados te darán un excelente rendimiento.

 

Aunque bueno, tal vez puedas tener el presupuesto para comprar solo unidades en estado sólido, por lo que te recomendamos adquirirlos de las marcas de Western Digital, con su nuevo WD Black o incluso, algo de Hyper X, con el Fury RGB, cualquiera de las dos son excelentes opciones.