Huawei vs EE.UU. ¿Qué ocurrió y qué pasará con la marca?

El pasado 19 de mayo, Reuters, dio a conocer una noticia que impactaría a todo el mundo, en donde se informaba que Google terminaba su relación de trabajo con Huawei, con lo que "dejarían" de ahora en adelante a los equipos de la empresa sin sistema operativo.

 

Esto fue complementario a un problema mucho más grande que sucedía anteriormente con el Gobierno de Estados Unidos, más específicamente, con su presidente, Donald Trump, quien agregó a la empresa a la lista negra a Huawei, para dar inicio a una serie de vetos de empresas nacionales contra la fabricante de celulares.

 

El problema que Huawei sostiene con el Gobierno de EE.UU., tiene ya una década, todo esto, debido a la sospecha infundada que se tiene contra la empresa sobre algunas actividades ilegales, aunque esto llegó a un punto crítico cuando el actual presidente, Donald Trump, alegó que estas acciones que Huawei realizaba, presuntamente eran ciertas, pero sin mostrar pruebas.

 

Por otro lado, debido a la guerra comercial que EE.UU. y China mantienen desde hace más de un año, la primera empresa de talla internacional que quedó envuelta en esta, fue Huawei, ya que esta, al superar considerablemente a sus principales competidores y al convertirse en la principal empresa con más equipos vendidos a nivel mundial, provocó que Trump, tomara cartas en el asunto.

 

Hace siete años, en 2012 la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Estados Unidos, hizo público un informe de una investigación que, demostraba “contundentemente” que Huawei realmente representaba una amenaza de seguridad para EE.UU.

 

Incluso, involucraba también a ZTE, en donde se concluyó que ninguna de estas empresas debía controlar infraestructura crítica sobre redes inalámbricas, por temor de una filtración y robo de información que estas podían conseguir a nombre del gobierno chino.

 

Después de años de acusaciones sin pruebas firmes y de negaciones por parte de Huawei sobre temas de espionaje, además de negar un trato o trabajo directamente con su gobierno, Donald Trump llegó a presionar realmente todo lo que había sucedido, para hacer explotar esta problemática, primero eliminando los contratos de banda ancha e inalámbricos de la empresa en EU, además de siempre fomentar la compra de equipos nacionales, no de orígenes asiáticos.

 

ZTE evitó tener una mayor presión y prefirió aceptar los términos del Gobierno de EEUU y prefirió seguir operando bajo la supervisión de la misma entidad.

 

Este año, la problemática continuó avanzando y evolucionando, ya que incluso se les atribuyó vínculos directos contra Irán, por lo que, cuando la directora financiera de Huawei Meng Wanzhou, fue detenida en Canadá, con una posible extradición a EE.UU., todo en esta relación que según la empresa mantiene con este país.

 

Otro elemento añadido a la mescolanza de “actividades ilegales” que Huawei ha cometido, también fue anunciado por Donald Trump, quien asegura que esta robó secretos comerciales de T-Mobile.

 

Según esta demanda ya en estado Federal, Huawei en un trabajo de varios años, robó tecnología patentada por T-Mobile, la cual tenía por nombre clave “Tappy”, en donde, se argumentaba que a los empleados de la empresa afectada que enviaran fotografías de algunos elementos, así como medidas y números de serie de varios componentes.

 

En este sentido, en ninguna acusación de todas las investigaciones realizadas, se presentó evidencia clara y precisa, por lo que Huawei siempre se declaró inocente, pero esto llegó a un nivel mucho más arriba de todo esto.

 

Donald Trump después de agregar a Huawei a su lista negra de empresas con las que nadie puede trabajar o podría incluso sufrir de alguna sanción, esto llevó a que primeramente Google anunciara que dejará de proporcionar componentes y software a la empresa china.

 

Actualemente, Intel, ARM y principalmente Google, han decidido cerrar las puertas y evitar que este problema los afecte directamente, por lo que ahora, limitaron considerablemente el mercado que Huawei puede tener.

 

 

Sí, por supuesto que la marca tiene un plan de contingencia para este asunto, mismo que vienen trabajando desde hace tiempo, debido a los constantes problemas que han tenido con el Gobierno de EE.UU., por lo que se especulan muchas cosas, ¿cuál es el verdadero plan?

 

“Lo hemos sacrificado todo, a nosotros y a nuestras familias para conseguir un objetivo, para estar en la cima del mundo. Y para alcanzar a este objetivo, es inevitable un conflicto en Estados Unidos. Las redes 5G de Huawei no quedarán afectadas en absoluto, en esa tecnología, nuestros competidores serán incapaces de alcanzarnos en los dos o tres próximos años” argumenta Ren Zhengfei, Fundador y Presidente de Huawei.

 

Así es como, la empresa de origen chino, planea lanzar a fines de este año y principios del siguiente, un sistema operativo propio, con la finalidad de tener una solución a todas las restricciones estadounidenses en sus celulares y otros productos.

 

Esta solución también está pensada para solventar y apaciguar la histeria colectiva que los memes y medios en general publicaron acerca de este asunto, aunque todavía falta confirmar cómo es que esto será aplicado.

 

“Si las aplicaciones de Android de se vuelven a compilar, su rendimiento de ejecución se mejorará hasta en un 60%, este será compatible con teléfonos móviles, computadoras, tabletas, televisores, automóviles y dispositivos portátiles inteligentes” comenta Zhenfei.

 

El sistema operativo que llegará al mercado pronto, tiene características únicas, con la integración de archivos llamados EROFS, aunque tendrá una arquitectura similar a Android, para garantizar la compatibilidad de cualquier aplicación que se encuentra diseñada específicamente para Google.

 

“Hay buenas posibilidades de que el Hongmeng se convierta en uno de los mejores y más grandes sistemas operativos del mundo, con esto haremos frente a las acusaciones y desestimaciones que el gobierno de EE.UU. tiene contra nosotros.

 

 

Si tú tienes un equipo Huawei, NO DEBES PREOCUPARTE PORQUE ESTE DEJE DE FUNCIONAR, ya que los equipos que se fabricaron hasta el momento que Google terminó relaciones de trabajo con Huawei, seguirán funcionando normalmente, la Google Play Store, así como su sistema operativo, FUNCIONARÁN NORMALMENTE.

 

Mantendrán las actualizaciones en los equipos que ya cuenten con el sistema operativo, recibirán actualizaciones, así como soporte del mismo, si quieres entrar a descargar una app, podrás hacerlo sin problema, así como continuar usando Gmail, entre las otras aplicaciones propias de la empresa, como Google Maps.

 

El futuro de Huawei es un tanto complicado, es difícil, pero nosotros tenemos algunas predicciones de qué es lo que podría suceder:

 

  1. Huawei cederá a ser supervisado por el Gobierno de Estados Unidos y continua con su operación normal.
  2. Llega a un acuerdo con Google y mantienen relaciones de trabajo, pero de una manera que Google no tenga problemas con su gobierno.
  3. Cuando su sistema operativo sea lanzado, los usuarios podrán decidir con qué sistema quedarse, ya sea con Hongmeng o con Android (para los que conservan equipos con ese sistema)

 

No sabemos exactamente qué ocurrirá hasta que Huawei tome una postura firme sobre toda esta situación, se teoriza que se están llevando a cabo negociaciones, aunque no se ha confirmado nada al 100%, solo tendremos que esperar, cuál será el futuro o el camino que la empresa tomará para seguir manteniéndose en los primeros lugares de venta a nivel mundial.